lunes, 22 de junio de 2015

Homenaje a los clásicos



El ensayista y poeta peruano Manuel González de Prada (1844-1918) rindió en Grafitos (título que adapta al español la palabra italiana "graffiti") su peculiar homenaje a los poetas clásicos griegos y romanos que admiraba: Homero y Virgilio, la Antología Griega, y dentro de ella el poeta Meleagro, y Lucrecio, el imprescindible discípulo romano de Epicuro.  


 (Homero) 


Donde su hexámetro
escande Homero,
todos discípulos,
todos pigmeos.
Es el Océano:
Safo y Tirteo,
Hesiodo y Píndaro,
los arroyuelos.


(Virgilio) 

Flor de moderno, deleitable aroma
en el sangriento lodazal de Roma.


(La Antología Griega)  

El bosque no es de homéricas encinas
que al cielo encumbran gigantescos brazos:
En el jardín florido de la Grecia
es un rincón discreto y perfumado
donde palpitan mariposas de oro,
donde se ciernen soñolientos rayos,
donde tiemblan al ósculo del viento
las lujuriantes rosas de Meleagro.


(Lucrecio)

Tú del Olimpo arrojas al Tirano,
y sólo ves la Nada y el gusano.
En el reino inviolado de la muerte.
eres, oh gran pagano,
manjar de libres, demasiado fuerte
para el servil cerebro de un cristiano.

 



 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada