miércoles, 8 de julio de 2015

La vida post mortem, según Arcás

He aquí una tira cómica del dibujante griego Arcás (o Arkás, si se prefiere mantener la kappa griega),  del que ya hemos hablado en otra ocasión aquí. La tira procede de su serie "La vida de después", donde aparecen el ángel de la guarda conversando con Arni, un hombre joven que ha muerto de repente de un infarto y cuya alma inmortal se encuentra de pronto transportada al paraíso.

Plantearse el aprovechamiento pedagógico del griego moderno para el estudio del griego antiguo o viceversa es algo útil y placentero, pero la cuestión está mal planteada. Griego antiguo y griego moderno son la misma lengua, una lengua que tiene una historia larguísima detrás de sí y que atesora una riquísima literatura, si no es la más rica que ha existido, hasta nuestros días.

Pero el estudio del griego no es útil sólo porque sea una lengua viva que se sigue hablando en Grecia y Chipre todavía, sino porque ha impregnado todas las lenguas europeas, empezando por el latín y las lenguas romances, incluidas la nuestra, y siguiendo por el inglés y el alemán. Toda Europa habla griego y, sin embargo, lo ignora. ¡Qué lástima!

En la primera viñeta, por ejemplo, nos aparecen las palabras "cosmos" (mundo), "theós" (dios), "ánthropos" (hombre). No hace falta insistir en todas las sugerencias que estas palabras, que son tan viejas como Homero y Hesíodo, como Platón y Aristóteles, y que son griegas antiguas y modernas nos deparan todavía.  
 He aquí mi versión al castellano:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada