jueves, 20 de agosto de 2015

Dos sonrisas de Arcás



Una nueva sonrisa irónica y sarcástica, siempre crítica,  de Arcás, nuestro dibujante griego preferido más clásico. El personaje es un presidiario con su traje clásico de rayas blancas y negras, grises o azules -siempre un color más oscuro. Parece ser que estos uniformes se usaron en las cárceles de los Estados Unidos de América, también en los campos de exterminio nazis, aunque sus rayas eran verticales.

¿Qué dice nuestro reo en la lengua de Homero? "eímai eleútheros" Es griego clásico y moderno a la vez. Es, simplemente, griego. Una declaración de libertad: Soy libre.  La pronunciación actual ha variado un poco sobre la clásica que he transcrito más arriba. La actual se parecería a esto: "íme eléfceros".

La segunda parte de la frase "na káno o,ti théloun" nos depara una sorpresa final. Esperaríamos "na káno o,ti thélo", que es lo habitual cuando alguien proclama su propia libertad: "soy libre de hacer lo que quiero o lo que me dé la gana". Sin embargo, Arcás nos ha cambiado la desinencia del verbo. Ha cambiado la esperada primera persona del singular, que acaba en -o por la tercera del plural, que termina en -n. Soy libre de hacer lo que quieran. 

Nuestro no menos genial Forges desarrolló este mismo y trascendente asunto de la libertad humana en una célebre viñeta de abundante texto y no menos gracia:



Dice Horacio en una frase que se ha hecho famosa: "quid rides? mutato nomine de te / fabula narratur" (Sátiras, 1, 1, vv.69-70): ¿De qué te ríes?  Cambiado el nombre, a ti se refiere la historia. 

Parafraseando a Horacio podríamos decir: "De nobis fabula narratur".

oOo 



Alguna relación deben de tener la economía y la religión, el crédito y la fe, los bancos y las catedrales, los viejos sacerdotes y los modernos hierofantes que son los banqueros (y sus palanganeros, los políticos de cualquier signo, tanto da izquierda que aspira al poder como derecha ) y tiburones bursátiles, el capital y el viejo Dios monoteísta creador y padre de todas las cosas...  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada