martes, 8 de septiembre de 2015

Propercio en tuíter (I)

Hanc ego non auro, non Indis flectere conchis,
sed potui blandi          carminis obsequio.
(1, 8, vv. 39-40)
Yo no pude ganarla con oro ni perlas de la India
sino gracias a un           tierno poema de amor.

oOo




Sunt igitur Musae neque amanti tardus Apollo,
quis ego fretus amo; Cynthia rara mea est.
 (1, 8, vv. 41-42)
 Musas hay por lo tanto y Apolo asiste al amante,
fío yo en ellos mi amor: Cintia, mi raro botín.

 oOo
 Nunc mihi summa licet contingere sidera plantis:
siue  dies seu nox uenerit, illa mea est.
(1, 8, vv. 43-44)
 Puedo ahora tocar con mis pies las altas estrellas:
día o noche quizá,        mía ya es esa mujer.   
 


oOo
Tu mihi sola domus, tu, Cynthia, sola parentes,
omnia tu nostrae        tempora laetitiae.
(1, 11, vv. 23-24)
Tú eres sola mi hogar, tú, Cintia, sola, mis padres,
y  mis momentos tú       todos de felicidad.

oOo

Nam quis diuitiis aduerso gaudet amore?
Nulla mihi tristi          praemia sint Venere.
(1, 14, vv. 15-16)
¿Quién goza, pues, de sus bienes teniendo el amor en su contra?
Venus en pena, ningún           premio me puede valer.

oOo
Qui modo felices inter numerabar amantis,
 nunc in amore tuo cogor habere notam.
(1, 18, vv.7-8)
Yo, que entre enamorados ayer me contaba felices,
debo ahora llevar    mancha de infamia en tu amor.     

oOo
 Liber eram et uacuo meditabar uiuere lecto;
at me composita      pace fefellit Amor.
(2.2, vv. 1-2)
Yo era libre y quería vivir en mi catre solito,
mas el amor me engañó           con su apariencia de paz.  

  oOo   

Qui nullum tibi dicebas iam posse nocere,
haesisti; cecidit          spiritus ille tuus.
(2, 3, vv. 1-2)
Tú, que decías que nadie podía ya lastimarte,
te has hundido; cayó               esa tu seguridad.

  oOo
Nos uxor numquam, numquam diducet amica;
semper amica mihi, semper et uxor eris.
(2, 6. vv. 41-42)
Nunca nos separará a nosotros esposa ni amiga;
siempre mi amiga serás,           siempre mi esposa también.

oOo
 Eripitur nobis iam pridem cara puella,
et tu me lacrimas fundere, amice, uetas?
(2, 8, vv. 1-2)
Me arrebatan de ya mucho tiempo querida mi chica,
y ¿me prohibes tú,      que eres mi amigo, llorar?

oOo
Munera quanta dedi uel qualia carmina feci!
Illa tamen numquam             ferrea dixit “Amo”.
(2, 8 vv. 11-12)
¡Cuántos regalos le hice y qué versos le he dedicado!
Ella no dijo, aun así      dura, “Te quiero” jamás.

oOo

Te nihil in uita nobis acceptius umquam:
nunc quoque eris,      quamuis sic inimica mihi.
(2, 9, vv. 43-44)
Nada  me fue más grato que tú jamás en la vida:
siéndolo hoy seguirás,   aunque enemiga de mí.

 oOo
 Pompeya, fresco erótico de la Casa de Centenario


Has pono ante tuas tibi, diua, Propertius aedes
exuuias, tota              nocte receptus amans.
(2, 14, 27-28)
Yo, Propercio, te pongo, oh diosa,  en tu altar mis ofrendas,  
 convidado que fui                   toda la noche al amor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada