martes, 27 de diciembre de 2016

Tibulo no quiere dinero ni riquezas

diuitias alius fuluo sibi congerat auro
et teneat culti iugera multa soli,
Que para sí otro acapare tesoros de oro bruñido
y acres posea mil de un cultivado solar

quem labor adsiduus uicino terreat hoste,
Martia cui somnos classica pulsa fugent:
al que continua inquietud, próximo el enemigo, atormente,
y haga su sueño huir son de trompeta marcial:

me mea paupertas uita traducat inerti,
dum meus adsiduo luceat igne focus.
Lléveme a mí mi pobreza a través de una vida tranquila
mientras relumbre mi hogar de un cotidiano fulgor. 
 
 Esbozo de Tibulo, Dante Gabriel Rossetti

ipse seram teneras maturo tempore uites
rusticus et facili grandia poma manu;
He de plantar a su tiempo debido jóvenes cepas
rústico yo y frutal mucho con diestra sagaz.

nec spes destituat, sed frugum semper aceruos
praebeat et pleno pinguia musta lacu.
ni que me falte esperanza, sino que abundancia de frutos
siempre y espesos me dé mostos, a tope el tonel.

nam ueneror, seu stipes habet desertus in agris
seu uetus in triuio florida serta lapis,
Pues me emociono si un tronco perdido en el campo o vetusta
piedra en crucero vial tienen corona de flor,

et quodcumque mihi pomum nouus educat annus,
libatum agricolae ponitur ante deo.
y es todo fruto que a mí me produzca la nueva cosecha
tras consagrarlo, a los pies puesto de rústico dios.



Flaua Ceres, tibi sit nostro de rure corona
spicea, quae templi pendeat ante fores,
Blonda Ceres, de nuestro terruño corona de espigas
tengas, que ha de colgar ante tu templo y altar,

pomosisque ruber custos ponatur in hortis,
terreat ut saeua falce Priapus aues.
y en mis huertos frutales se yerga guardián rojecido
Príapo a fin de espantar pájaros a hoz de temer.

uos quoque, felicis quondam, nunc pauperis agri
custodes, fertis munera uestra, Lares.
Lares, vosotros también, guardianes de fértil terruño
antes y pobre ya hoy vuestras ofrendas tenéis.

Esbozo de Delia, Dante Gabriel Rossetti

tunc uitula innumeros lustrabat caesa iuuencos,
nunc agna exigui est hostia parua soli.
Vaca matada entonces purgaba a novillos sin cuento,
ruin cordera es hoy don de mi humilde solar.

agna cadet uobis, quam circum rustica pubes
clamet ‘io messes et bona uina date’.
Se os matará una cordera, en torno a la cual pueblerina
moza diga: “Buen vino otorgadnos y mies.”

iam modo iam possim contentus uiuere paruo
nec semper longae deditus esse uiae,
Ya solo ya podría vivir contento con poco
no a larga marcha estar siempre entregándome yo,

sed Canis aestiuos ortus uitare sub umbra
arboris ad riuos praetereuntis aquae.
sino a librarme de ardiente irrupción del estío a la sombra
de árbol junto a caudal de agua que fluye sin fin.

nec tamen interdum pudeat tenuisse bidentem
aut stimulo tardos increpuisse boues,
Ni iba a darme vergüenza a veces llevar zapapico
o con aijada azuzar bueyes que queden atrás,

non agnamue sinu pigeat fetumue capellae
desertum oblita matre referre domum.
ni importaría llevar hasta casa a cordera o cabrito
que una su madre atrás cabra olvidada dejó.

at uos exiguo pecori, furesque lupique,
parcite: de magno est praeda petenda grege.
Pero dejad a mi humilde ganado, ladrones y lobos:
de una cabaña mayor id a buscar el botín.

hic ego pastoremque meum lustrare quotannis
et placidam soleo spargere lacte Palem.
Suelo aquí a mi pastor cada año purificarlo
y a la pacífica yo Pales de leche rociar.

adsitis, diui, neu uos e paupere mensa
dona nec e puris spernite fictilibus.
Dioses, venidme aquí y vosotros de pobre mi mesa
dones no desdeñéis ni de sencillo tazón.

fictilia antiquus primum sibi fecit agrestis
pocula, de facili conposuitque luto.
Se hizo al principio el antiguo hombre del campo de arcilla
tazas, de barro las fue blando a poder modelar

non ego diuitias patrum fructusque requiro,
quos tulit antiquo condita messis auo:
Yo no pido riquezas de herencia paterna ni rentas
que al bisabuelo la mies almacenada le dio:

parva seges satis est, satis requiescere lecto
si licet et solito membra leuare toro.
poca cosecha me basta, me basta dormir en un lecho
si es que se puede y tender cuerpo en el catre habitual.

quam iuuat inmites uentos audire cubantem
et dominam tenero continuisse sinu
¡Cómo gusta oír acostado los vientos furiosos
y a la amada abrazar contra su pecho gentil

aut, gelidas hibernus aquas cum fuderit Auster,
securum somnos igne iuuante sequi.
o, cuando el Austro invernal haya frías lluvias traído,
reanudar en paz sueños del fuego al amor!

hoc mihi contingat. sit diues iure, furorem
qui maris et tristes ferre potest pluvias.
Que esto me toque. De pleno derecho, rico que sea
quien tristes lluvias sufrir puede y la furia del mar.

o quantum est auri pereat potiusque smaragdi,
quam fleat ob nostras ulla puella uias.
¡Oh que se acabe el oro que haya y cuanta esmeralda
antes que llore cualquier niña por irme de aquí!

te bellare decet terra, Messalla, marique,
ut domus hostiles praeferat exuuias;
Cuadra, Mesala, a ti el guerrear por mar y por tierra,
para exhibir galardón del enemigo tu hogar. 


 El poeta Tibulo en casa de Delia (detalle), Lawrence Alma-Tadema, 1866

me retinent uinctum formosae uincla puellae,
et sedeo duras ianitor ante fores.
Preso me tienen los lazos a mí de mi linda chiquilla,
y me arrellano, ujier, ante su sordo portal.

non ego laudari curo, mea Delia; tecum
dum modo sim, quaeso segnis inersque uocer.
Delia querida, no quiero que nadie me alabe: contigo
mientras esté, por favor, llámenme flojo y gandul.

te spectem, suprema mihi cum uenerit hora,
te teneam moriens deficiente manu.
Véate, cuando me haya llegado la última hora,
téngate yo con temblor de esta mi mano al morir.

flebis et arsuro positum me, Delia, lecto,
tristibus et lacrimis oscula mixta dabis.
Me llorarás y, tendido en la pira, Delia, que arda
besos con lágrimas mil tristes a mí me darás.

flebis: non tua sunt duro praecordia ferro
uincta, neque in tenero stat tibi corde silex.
Me llorarás: no están tus entrañas forradas de duro
hierro, ni hay pedernal en tu gentil corazón.

illo non iuuenis poterit de funere quisquam
lumina, non uirgo, sicca referre domum.
De ese mi funeral ningún muchacho ni chica
secos sus ojos podrá hasta su casa llevar.

tu manes ne laede meos, sed parce solutis
crinibus et teneris, Delia, parce genis.
Tú no turbes mis Manes, mas deja en paz tu cabello
suelto, Delia, y tu faz tan delicada también.

interea, dum fata sinunt, iungamus amores:
iam ueniet tenebris Mors adoperta caput,
Mientras el sino nos deje, aunemos amor entre tanto:
Muerte de sombras ya va encapuchada a venir.

iam subrepet iners aetas, nec amare decebit,
dicere nec cano blanditias capite.
Ya vendrá la torpe vejez y amar no podremos,
ni ternezas decir cuando platee la sien.

nunc leuis est tractanda Venus, dum frangere postes
non pudet et rixas inseruisse iuuat.
Hay que buscar el frívolo amor, mientras mal no se vea
puertas romper y nos dé gusto pelea librar. 


El regreso de Tibulo a Delia, Dante Gabriel Rossetti (1867) 

hic ego dux milesque bonus: uos, signa tubaeque,
ite procul, cupidis uolnera ferte uiris,
Buen general y soldado yo entonces: vosotros, clarines y enseñas,
lejos marchad: malherid a hombres de tal ambición.

ferte et opes: ego conposito securus aceruo
despiciam dites despiciamque famem.
Bienes llevaos también: tranquilo en mi cuenta ajustada
despreciaré al ricachón, despreciaré hambre también. 

(Tibulo, Elegías I, 1) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada