lunes, 21 de mayo de 2018

Tauromachia: bestiarius ludus.


Foto aérea del anfiteatro romano de Nîmes tomada en 1935 durante una corrida de toros, no hace tanto tiempo. Hay tradiciones como esta de la tauromaquia que no son cultura ni arte ni nada que se le parezca por el estilo, sino vulgar entretenimiento sangriento para las masas. La plaza estaba abarrotada, como puede verse; en la arena,  el gladiador, concretamente bestiario -el torero-,  y la bestia -el toro-, y muchos siglos de ovación y de barbarie detrás. A las cinco en punto de la tarde en todos los relojes. 
 
Escena de anfiteatro. Detalle de un mosaico del siglo III de nuestra era, Bad Kreuznach (Alemania)  

Las corridas de toros fueron declaradas el 7 de noviembre de 2013 patrimonio cultural de España después de que el pleno del Senado aprobara por mayoría el texto aceptado y tramitado por el Congreso, lo que suponía el primer reconocimiento legal de la Fiesta (?) en toda su historia. 

 

Tauromaquia en el Coliseo en ruinas,  Maerten van Heemskerk (1552)

No hay comentarios:

Publicar un comentario